Buscar
  • Dra Zapata

Todo lo que necesita saber sobre los animales de apoyo emocional


Todos los dueños de perros saben que tener un perro tiene muchos beneficios, desde salir a hacer ejercicio hasta recibir una compañía leal. Sin embargo, para algunas personas con afecciones mentales o emocionales, la presencia de un perro es fundamental para su capacidad de funcionar normalmente a diario. La mascota brinda apoyo emocional y consuelo que los ayuda a enfrentar desafíos que, de otro modo, podrían comprometer su calidad de vida. Estas mascotas se conocen como animales de apoyo emocional (AAE).



¿Qué es un perro de apoyo emocional?


Aunque todos los perros ofrecen una conexión emocional con su dueño, para ser considerados legalmente un perro de apoyo emocional, también llamado animal de apoyo emocional (AAE), la mascota debe ser certificada por un profesional de salud mental especialista en psiquiatria.


Un psiquiatra debe determinar que la presencia del animal es necesaria para la salud mental del paciente. Por ejemplo, tener una mascota puede aliviar la ansiedad de una persona y darle mas tranquilidad en su vida. Los perros pueden ser de cualquier raza y deben ser mayores de 4 meses (deben cumplir con el esquema de vacunacion).


Perro de apoyo emocional versus Perros de servicio

Los AAE brindan apoyo a través del compañerismo y pueden ayudar a aliviar la ansiedad, la depresión y ciertas fobias. Sin embargo, no son perros de servicio y los usuarios del AAE no reciben los mismos beneficios que los usuarios de perros de servicio.


Un perro de servicio, como un perro guía o un perro de servicio psiquiátrico, generalmente se permite en cualquier lugar al que esté permitido el público; pero, los AAE no. Por ejemplo, los AAE generalmente no pueden acompañar a sus propietarios a restaurantes o centros comerciales.


Ciertas leyes establecen claramente que los animales que simplemente brindan consuelo emocional no califican como animales de servicio. Algunas leyes locales tienen una definición más amplia, así que asegúrese de consultar con las agencias gubernamentales locales para saber si los AAE califican para el acceso público en su área.


La diferencia clave entre un perro de servicio y un perro de apoyo emocional es si el animal ha sido entrenado para realizar una tarea o trabajo específico directamente relacionado con la discapacidad de la persona. Por ejemplo, los perros de servicio están entrenados para alertar a una persona con discapacidad auditiva sobre una alarma o guiar a una persona con discapacidad visual alrededor de un obstáculo o ejercer presión sobre alguien con trastorno de estrés postraumatico que sufre un ataque de pánico.


Comportamientos como abrazar en el momento justo, aunque sean reconfortantes, no califican como perro de servicio psiquiatrico. Las tareas deben estar entrenadas específicamente para mitigar una discapacidad en particular, no algo instintivo que el perro haría de todos modos.


Los perros de apoyo emocional no son perros de servicio psiquiátrico


Hay perros de servicio, conocidos como perros de servicio psiquiátrico, que requieren un entrenamiento extenso para trabajar específicamente con personas cuya discapacidad se debe a una enfermedad mental.


Estos perros detectan el inicio de episodios psiquiátricos y ayudan a paliar sus efectos. Aunque esto suena similar al papel de un AAE, la diferencia entre un perro de servicio psiquiátrico y un AAE está nuevamente en las tareas realizadas por el perro y el entrenamiento recibido para realizar estas tareas.


Los perros de servicio psiquiátricos han sido entrenados para realizar ciertos trabajos que ayudan al guía a lidiar con una enfermedad mental. Por ejemplo, el perro puede recordarle a una persona que tome los medicamentos recetados, evitar que una persona desorientada en un episodio disociativo se adentre en una situación peligrosa como el tráfico o realizar búsquedas en la habitación de una persona con trastorno de estrés postraumático.


Si es simplemente la presencia del perro lo que ayuda a la persona a sobrellevar la situación, entonces el perro no califica como un perro de servicio psiquiátrico.


¿Se permiten perros de apoyo emocional en los vuelos?


En diciembre de 2020, el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT) anunció las revisiones finales de su Ley de Acceso de Transportistas Aéreos (ACAA).


La regla final, vigente a partir de enero de 2021, define a un animal de servicio como un perro, independientemente de su raza o tipo, que está entrenado individualmente para trabajar o realizar tareas en beneficio de una persona calificada con una discapacidad, incluida una discapacidad física, sensorial, discapacidad psiquiátrica, intelectual u otra discapacidad mental.


Los cambios también aclaran que los animales de apoyo emocional, los animales de consuelo, los animales de compañía, animales que están siendo entrenados para ser animales de servicio y las especies distintas de los perros no se consideran "animales de servicio" según la nueva definición del DOT.


En cambio, las aerolíneas pueden reconocer y acomodar a los animales de apoyo emocional como mascotas. Para la mayoría de las aerolíneas, la nueva política de prohibición de vuelos para los AAE comenzó el 11 de enero. Algunas aerolíneas ahora requieren que los pasajeros con perros de servicio completen un formulario autorizado por el DOT antes de viajar que confirme su entrenamiento, salud y certificación.


Es recomendable revisar la pagina web de la aerolinea por la que vaya a viajar al menos 1 semana antes de su viaje, pues estas normas pueden cambiar. De esta manera podra viajar con su animal de apoyo emocional o perro de servicio psiquiatrico sin contratiempos.

Si esta interesado en obtener más información y/o certficar a su mascota o animal de servicio, no dude en contactarme.




4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo